Riego

La utilización de tuberías de HDPE en proyectos de riego es cada vez más frecuente ya que entregan mayor eficiencia y protección en el transporte de aguas.
  • El escurrimiento queda protegido en un ducto cerrado aumentando de forma significativa la seguridad en el entorno impidiendo la caída al mismo.
  • La eficiencia aumenta considerablemente al no existir perdidas por evaporación.
  • Las tuberías presentan  un bajo coeficiente de rugosidad (Manning de 0,01), lo que hidráulicamente es altamente conveniente.
  • La capacidad de deformarse del material permite una mayor flexibilidad en trazados, además de ahorro en piezas especiales debido a que admite radios de curvaturas mínimos.